lunes, 11 de mayo de 2009

Nuestra propia ética de vida habla por nosotros


Es preferible que nuestras acciones y que nuestras elecciones y que nuestra propia ética de vida hable por nosotros, a que embarazosamente tengamos que justificarnos con palabras …